Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Nosotras

Martes 11/06

Una charla íntima con Mauricio Kartun maridada con cena y vino

¿Cuántas veces en la vida puede uno encontrarse con un ser que admira sin la mediación de un escenario, un libro o una pantalla? Al menos una...

Mauricio Kartun, el próximo invitado.  Foto: Gentileza Carolina Podlesker

Un café recuperado de 1941 en el barrio de San Nicolás. Todo el ruido y el esplendor de los espectáculos que ofrece la Avenida Corrientes permanecen cercanos pero sin perturbar: la intersección con Rodríguez Peña es transitada pero tranquila. La cita es a las 20 en el subsuelo que alberga al concert, que en sus años dorados hizo sonar a Pángaro, Botafogo, el Quinteto Urbano, Javier Malosetti, Luis Salinas y La Dama, entre otros, y que desde su reapertura, con paso lento pero seguro, va recuperando sus promesas originales.

La luz es tenue pero suficiente. El piso, de baldosas que alternan entre el blanco y el negro, proponen un simpático ajedrez que conduce a las mesas, algunas redonditas (para los solitarios, para las parejas, para los que son tres y se aprietan un poquito), otras más grandes, para los que llegan en pandilla. El escenario, cuyo largo recorre el ancho del salón, tiene por todo decorado un piano que ostenta un lustre inmaculado y un cartel de chapa enlozada, como los de antes, que reza: Noches Notables. Encuentros con Sabor y en primera persona. El telón rojo de pesada pana reviste de identidad a todo el concert. El público se ubica, espera la función. De fondo, amable y ambiental, suena un jazz.

El tentempié no se hace esperar: van desfilando por las mesas los clásicos triolets y maridajes preparados a base de Cinzano. Los espectadores (más tarde serán comensales) van eligiendo qué comerán esa noche: crêpes verdes de ricota y nuez con crema al champignon, cazuelita de pollo al curry con papas rústicas o bondiolita de cerdo a la cerveza negra con batatas asadas. El murmullo de las conversaciones supera a los arpegios del jazz. Alguien avisa que ya llegó.

Bar Celta. Foto: Nicolás Améndola

Se corta la música, se callan las voces. Una breve presentación expresa la felicidad de tener al invitado en esa casa histórica que rinde culto al café y a los buenos vicios culinarios de los porteños. Desde un sillón rojo cuya pana hace juego con el cortinado, el invitado se acomoda y prueba el micrófono. Saluda. Está listo para someterse (a gusto) a ese formato híbrido entre la charla y la entrevista pública, cuya premisa es la espontaneidad y que busca recuperar andanzas, experiencias, lecciones... si es posible, las historias de una vida y el repaso de una obra en un condensado bloque de entre 60 y 90 minutos. El tono, el ritmo y la intensidad de ese contenido sube y baja, se transforma todo el tiempo, transitando zonas personales, nostálgicas, divertidas, apasionadas. La sensación de estar tan cerca de un ser que se admira y la de saberlo tan accesible y generoso para la pregunta, el comentario o simplemente el saludo, es la mejor recompensa de la noche.

Pollo al curry, una de las opciones gourmet de Noches notables. Foto: Nicolás Amendola

Después de la charla, algunos se animan a hacer preguntas, otros esperan, sonrientes, al aplauso final. Los obsequios para el invitado se entregan en el escenario y los mozos van llenando las copas con Luigi Bosca a elección (Merlot, Syrah, Pinot Noir). Los pasos continúan y respetan el número 3: de postre hay queso fontina con dulce de batata o membrillo, flan casero con crema o dulce de leche, o strudel de manzanas con crema y canela. Un brindis con champagne suma más alegría al vino bebido. Para bajar todo, café y chocolatitos.

El concert del Celta Bar ha sido testigo de notables charlas... sobre periodismo y cultura, sobre Buenos Aires y sus formas arquitectónicas, sobre la identidad nacional y el diseño textil, sobre la literatura y sus expresiones, sobre el arte y el compromiso social. Esta vez (el próximo jueves 13), servirá de escenario para el referente insoslayable del teatro argentino, para Mauricio Kartun, el dramaturgo, maestro y director que hizo reflexionar y vibrar al público con obras inmortales como Chau Misterix El Partener, El niño argentino y Salomé de Chacra. Y con todas las otras, con cada una de ellas.

El próximo jueves, una cita inesperada con el dramaturgo. Foto: Carolina Podlesker

Para el que sueñe con el teatro, con un actor, con un encuentro o con un café... la corazonada, la intuición o la sospecha quedan libradas al más puro azar (si es que cabe en el juego) o a la buena suerte (si es que tal cosa existe). Para el que alguna vez soñó con Kartun o alguna de sus obras, existe la real y genial posibilidad de cruzarlo en este mundo y que sea un juego en el que todos ganan.

Para solicitar información sobre el ciclo "Noches Notables" o realizar una reserva para el evento con Mauricio Kartun, escribir a rsvp@nashicontenidos.com

La entrada tiene un costo de $160 por persona (incluye recepción, cena, 1 bebida sin alcohol, vinos, champagne y café).

www.facebook.com/BaresLosNotables
www.twitter.com/Los_Notables
www.barcelta.com.ar/ 

 
 
Más notas de Nosotras