Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Hogar

Miércoles 05/06

¡Adoptá una mascota en los refugios!

Muchos animales esperan un hogar estable mientras son cuidados en refugios. ¿Precisás razones para convencerte de que es mejor adoptar que comprar? Te las damos todas.

 
Te proponemos que en lugar de comprar una mascota adoptés.  Foto: Istock

Por Liz Silberkasten

Todo aquel que alguna vez tuvo una mascota sabe que si hay algo que brindan sin mezquinar es amor. Y eso mismo es lo que precisan: amor, que siempre cura. Son muchos los perros y gatos que necesitan ayuda, que fueron abandonados por diferentes motivos y en diversos estados, y que están dispuestos a llenarte de mimos y a ser tu más fiel compañía. Sólo es cuestión de abrir el corazón y hacerles un lugarcito en tu casa. ¿Podrías decirle que no a una mirada tierna, llena de lengüetazos, saltos y fidelidad absoluta para vos y los tuyos? Acompañanos en este recorrido por los refugios y elegí el que más te guste para adoptar a uno de sus animalitos.

Proteccionistas de San Fernando

No tienen un refugio sino varios, formados por diferentes casas, en las que hay hasta ocho animales. Algunos son madres con sus crías; otros son viejitos, sacados de zoonosis o encontrados atropellados, enfermos, recién nacidos en cajitas o abandonados por vecinos que no pueden tenerlos más.

Qué hacen: primero, les curan aquello que tengan y después los reubican. Sin embargo, no todo es tan fácil. "Nos movemos en zonas carenciadas y cuesta muchísimo dar en adopción a los más viejitos o los de razas como Pit Bull o Rottweiler", explica Beatriz, coordinadora del grupo de proteccionistas. Te entregan a tu nueva mascota desparasitada, castrada y con las vacunas al día. Si adoptás a un bebé, le hacen un seguimiento hasta su castración. Te lo llevan a tu casa, lo acompañan hasta que se adapte y evalúan si se puede quedar o no. Te hacen un cuestionario y un contrato. Tenés desde animalitos de 45 días de vida hasta viejitos, de raza o mestizos, gatos y perros.

Por qué adoptarlos: la consigna es clara: "Necesitamos bajar la superpoblación animal de forma urgente", dice Beatriz, quien advierte que los animales que viven en la calle siempre terminan mal porque sufren frío, maltrato y hambre. "El otro motivo es el gran comercio sin cuidado ni control que existe en los criaderos. Nos llegan hembras destruidas de tanto parir. Las traen cuando ya no les sirven más, las abandonan también, llenas de tumores y desnutridas. Hemos tenido un caso de un gato siamés atado por años a una cadena para procrear. Nos llevó casi dos años sacarle la desconfianza en la gente", agrega.

Contacto:proteccionistasdesanfernando@gmail.com ; proteccionistasdesanfernando.blogspot.com.ar .

Refugio San Francisco de Asís

Se trata de un lugar transitorio para el rescate de animales callejeros en estado de emergencia. Sin embargo, hay casos de perritos viejos que terminan sus días allí porque nadie quiere tenerlos. Alberga más de 400 animales (385 perros, una burra, dos yeguas, dos caballos enanos, dos cabras, una oveja, gallinas, gallos, patos, conejos y siete gatos).

Qué hacen: tienen más de veinticinco años de trabajo. Cuentan con veinte voluntarios activos y necesitan más gente. Hacen campañas de castración en barrios de emergencia, charlas de concientización en escuelas, eventos y colectas para tener recursos porque, al ser una ONG, no reciben ayuda privada ni subsidios del Estado. Por eso, también tienen padrinos y madrinas que ayudan donando medicamentos, alimento balanceado, mantas, bebederos, productos de limpieza y más. Todos los perros que tienen son rescatados de la calle y les brindan el tratamiento veterinario correspondiente, los albergan, cuidan, alimentan y miman. Y para cerrar el círculo, les buscan un hogar permanente.

Por qué adoptarlos: "Los perros no deberían comprarse porque no son mercancía y porque un amigo o un integrante de la familia no se adquiere ni se regala, se adopta con el corazón", dice Carolina, miembro del equipo de adopciones. Y suma otro motivo: "Los perritos adoptados son animalitos muy fieles y agradecidos, ellos saben reconocer quién les salvó la vida y quién les dio esa oportunidad de saber lo que es el calor de un hogar hasta sus últimos días". Para poder adoptar a un animal, tenés que seguir una serie de pasos, como firmar un contrato y completar un cuestionario. "Tenemos todo tipo de perritos, algunos de raza pero en su mayoría hermosos mestizos, únicos e irrepetibles. Hay cachorros y jóvenes de todas las edades y sexos y siempre los entregamos esterilizados y con el plan de vacunas al día. También tenemos discapacitados, ciegos, cojos, sordos, con carrito en su parte trasera para poder caminar y muchos viejitos, que también merecen cerrar su círculo de vida con una familia", agrega Carolina.

Contacto:adopciones-sfa@hotmail.com ; refugiodeanimales.com.ar .

El Campito Refugio

Es una Asociación Civil sin fines de lucro que nació en 2009 y apuesta a concientizar sobre el trato a los animales de compañía. Este refugio privado no eutanásico rescata animales del abandono y del maltrato, priorizando ancianos, enfermos y discapacitados. Tienen más de 750 perros rescatados y es el único refugio en el mundo con más de 120 totalmente inválidos, que se movilizan con carros o sillitas, 50 ciegos y 250 viejitos.

Qué hacen: los rescatan, recuperan y los reinsertan en un hogar. Los castran, vacunan y desparasitan. Tienen un staff de médicos veterinarios y cuidadores a cargo de la recuperación de los animales. Son 100 organizadores y 250 voluntarios. También tienen madrinas y padrinos que aportan dinero o insumos.

Por qué adoptarlos: "Cuando adoptás a un perrito de un refugio o uno rescatado de la calle, tenés que saber que estás salvando una vida. Además, desde el refugio creemos que un amigo no se compra, ni el amor tampoco. Si comprás un animal, estás siendo parte del comercio de animales. También tendrías que ver las condiciones en las que nacen los perritos en muchos criaderos, cómo son mantenidas las madres que paren, y saber que cuando ya no pueden parir más son descartadas o sacrificadas, como también son descartados los cachorros que tienen algún problema", explica Marcela Gorla, encargada del equipo de difusión del refugio. Quienes quieren un animalito tienen que mandar un mail, describir al perro que están buscando y las voluntarias les envían fotos de los que están disponibles para que los vayan viendo. Luego, envían un cuestionario, que es evaluado, y si lo aprueban, se hace un estudio preambiental para verificar los datos. Paso siguiente, te llevan a tu casa a tu nueva mascota ya desparasitada, vacunada y castrada con su libreta sanitaria, firmás un contrato de adopción y le ponés una chapita identificadora a tu perro, que deberá llevar las 24 horas.

Contacto:elcampitorefugio.org ; adoptantesdelcampito@gmail.com .

 
 
Más notas de Hogar