Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Nosotras

Domingo 02/06

Organizá tu casamiento a tu manera

Celebrar el amor es la consigna de quienes se animan al "sí, quiero". Y en su búsqueda por hacerlo de un modo original, hoy se celebran desde bodas vegetarianas y con meditaciones incluidas hasta uniones hechas por chamanes.

 
Salí del casamiento tradicional y organizá uno a tu manera.  Foto: Archivo

Por Verónica Salatino

La idea surgió porque queríamos hacer foco en las cosas importantes y nos parecía que lo realmente importante era la celebración de la pareja. Creíamos que una fiesta podía tender a la distracción. Nos parecía un mecanismo de defensa para poder tolerar algo tan importante", explica Jon (29), quien hace apenas unos meses se casó en Playa Blanca, una isla de Colombia, con Violeta (25). Solos, sin más que una cámara de fotos, se juraron amor eterno ante un fogón y el mar.

Sin necesidad de tomarse un avión y alejarse de todos, muchas parejas hoy apuestan también por un festejo íntimo y personal. "Celebrar el amor. Eso piden", explica Vanina Romero, encargada de Amor Natural, empresa que organiza bodas diferentes. "La realidad es que en muchas fiestas los novios se la pasan con estrés, buscando durante mucho tiempo un montón de proveedores, y se pierde la real esencia del amor", continúa la planificadora.

Entonces, ¿qué hay de nuevo? ¿Los ritos tradicionales pasaron de moda? Si bien todavía están quienes continúan casándose por iglesia o templo, según la religión que profesen, y luego se reúnen con cientos de personas a comer y bailar hasta la madrugada, hoy hay cada vez más parejas que se animan a decirles que no a las convenciones y organizan una boda sui géneris o las llamadas "uniones sagradas".

Algunas opciones

¿Sos una apasionada de la Pachamama? Entonces un chamán puede unirte en matrimonio al amor de tu vida. La ceremonia, dirigida por un chamán verdadero, incluye un ritual con flores y velas, y la unión se realiza a través de la invocación y presencia de los cuatro elementos (agua, tierra, aire y fuego). "Se hace la invocación a la tierra, al cielo, se siente la energía intensa y ahí se sella el amor", dice Romero, quien marca la diferencia de su servicio con el de otro planificadores de bodas: "Nosotros hacemos un sello de amor físico, espiritual y álmico".

Otra opción es la unión esenia, que se caracteriza, igual que en la época de Jesús, por el lavado de pies. "Estas ceremonias en otros países son muy comunes", dice Romero, quien se encarga inclusive del aviso previo a los invitados sobre el tipo de festejo al que asistirán, para que puedan concurrir con ropas cómodas y preparados para vivir una experiencia distinta. "No importa la ostentación, sino lo sagrado de la unión. Pueden estar lindos, pero cómodos para sentarse en el piso y todo lo que requieren las actividades que realizamos", explica Vanina.

¿Querés un matrimonio equilibrado? Entonces la unión Yin Yang puede ser la mejor alternativa. Si entraste en la onda verde, podés inclinarte por una boda ecológica con ambientación acorde y un chamán bendiciendo a los novios, todo en total armonía con la tierra.

Por supuesto, para que esto tenga sentido, el contexto también debe ser acorde. Por eso, la armonía reina tanto en el lugar, al que no puede faltarle naturaleza, como en la comida, la bebida y la música. Las celebraciones se realizan únicamente de día (para ahorrar electricidad y porque el amor está más conectado con la luz que con la oscuridad), con un catering vegetariano (si los novios lo requieren, puede charlarse la opción de pollo o pescado, pero nunca cederán ante la carne roja), bebidas energizantes naturales (sin alcohol) y música en vivo que, lejos del vals o el carnaval carioca, es étnica y está a cargo de bandas que cantan mantras en diferentes ritmos. So What Project!, conocidos por subir el volumen en las Yoga Raves, es una de las opciones.

La propuesta no sólo es temática, sino que los invitados experimentan sensaciones diferentes. "Hacemos rituales para que todas las personas compartan esta vibración de amor que siente la pareja. Por ejemplo, un taller de risas en el medio del casamiento. Es clave que se invite sólo a las personas que uno ama", dice Romero.

Maestros de ceremonias

¿Preferís algo más cercano a lo tradicional, pero sin sacerdotes o rabinos? Muchas parejas se inclinan por elegir amigos como encargados de sellar esa unión. De hecho, así fue como Damián Tolchinsky comenzó su empresa, Bodas Creativas, en 2007. "Una pareja de amigos se casaba y querían hacer una boda no tradicional, pensaron que yo podía decir algo en su casamiento porque hago coaching y doy charlas de Kabbalah. Terminé realizándoles un reportaje a ellos para después contar su historia de amor. La compuse con matices divertidos, anécdotas y en la ceremonia, después de que el novio entró con su mamá y la novia con su papá, yo los esperé parado adelante y expuse su historia como un cuento". Gustó tanto que otros invitados le pidieron que repitiera el ritual en sus bodas. Hoy, cinco años después, Damián casó a varias parejas que prefieren pagar entre 700 y 900 dólares por un casamiento original.

"Mi mejor amiga es judía y su marido no, por lo que no querían un casamiento religioso. Ella eligió a tres amigas y él a dos amigos", cuenta Natalia Wachs. Y continúa: "Dos de los cinco ‘testigos’ los presentaron y contaron cómo, cuándo y dónde se conocieron, algunas cosas graciosas que tenían que ver con las primeras salidas y demás. Otra de las chicas coordinó una ceremonia de velas y en la última parte, que era la mía, les leí una especie de acta muy descontracturada respecto del matrimonio, coordiné la parte en la que se pusieron los anillos y los declaré marido y mujer".

Sin terceros a la vista y sólo con un kit de emergencias de casamiento en su haber, Jon y Violeta decidieron casarse en el momento, sin tanta planificación. Viajaron a Colombia y en una de las excursiones que hicieron a una isla, sintieron que ése era su lugar para casarse. "Conseguí un rastrillo, rastrillé todo, armamos un fuego, pusimos velas, nos leímos cosas muy lindas, nos dijimos palabras fuertes y todo fue emocionante. Nos pusimos los anillos y fluyó", recuerda Jon.

Como verás, las opciones para casarse son infinitas, pero el objetivo es siempre el mismo: celebrar el amor (¡y apostar a que sea eterno!).

Organización vía Web

Internet hoy es un gran aliado de los novios, porque les permiten poner en orden las necesidades típicas de la etapa previa a la boda con un solo click. Tomá nota:

  • En www.wedcompany.com podés abrir tu lista de regalos con algunas ventajas: tenés libertad para disponer de tus obsequios sin créditos cautivos, variedad de marcas y rubros, y flexibilidad para disponer de tus regalos como quieras (comprando en locales, organizando tu luna de miel o retirando el efectivo). Además, hay un servicio de tracking que les permite a los invitados ver en qué estado está el regalo y si los novios lo agradecieron o no; tienen todos los medios de pago y es gratis (siempre y cuando los novios usen sus obsequios para compras en locales o luna de miel en las agencias asociadas).
  • En www.solterasasociadas.com.ar podés organizarle la despedida de soltera a tu amiga. Se ocupan de la organización y, dicen, la diversión y la calidad están garantizadas a través de sus cajas personalizadas, pensadas y diseñadas exclusivamente para la ocasión. Ofrecen diferentes cajas (desde $55 por persona) que incluyen todo lo necesario para hacer juegos, premios, ambientaciones y hasta musicalización. El costo también prevé la invitación –que se envía por mail-, fotomontajes, globos, disfraces y más.
  • Fiestas taylor made

    El civil. La iglesia. El vestido blanco. El lomo al champiñón con papitas noisette. El carnaval carioca. La pizza con cerveza a la hora del desayuno. Todo eso, todo, es pasado. El presente de las fiestas (las fiestas en general, no sólo las bodas) está marcado por la customización, es decir, son celebraciones a medida de los anfitriones.
    Los toques personales se aplican a cada detalle. En muchos casos hay casamientos en los que algún amigo es quien declara "marido y mujer" a los contrayentes, después de un simpático monólogo tipo stand up en el que repasa la historia de la pareja. En otros, el finger food reemplaza no sólo los menús convencionales, sino que también da espacio a los informales livings en los que cada uno se sienta con quien quiere. Y hay un mundo de rubros en los que aplicar los gustos de los protagonistas: souvenirs no convencionales como chocolatitos con las iniciales de los novios, cajitas de fósforos con la leyenda hot "Encendeme" para los más audaces, mesas con nombres de pintores famosos en lugar de números, si se trata de un dúo amante del arte, o ambientaciones temáticas, como escenografías medievales, circenses, marroquíes o campestres.
    El surgimiento de un nuevo nicho en el negocio, la aparición de la figura de la wedding planner, fue lo que precipitó estos cambios, que terminaron de acelerarse con la aprobación de las bodas gays. La celebración ya no es una comida con baile: es una verdadera puesta en escena, con pretensiones teatrales, escenografía, shows en vivo y cada vez mayor despliegue tecnológico como cortinas de agua sobre las que se proyectan imágenes, diarios de la fiesta que se imprimen en su transcurso, y plasmas en los que se muestran los mensajes de texto que envían los invitados. Alegría 2.0.
    Por Cristina Mahne , autora de ¡Sí, quiero! (a mi wedding planner), disponible en formato e-book y en librerías.

     
     
    Más notas de Nosotras