Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Cocina

Martes 09/04

Tips para hacer una taza de té perfecta

Por Bernd Friedrich

Experimentá el placer de una rica taza de té.  Foto: Corbis

La filosofía del té parte de la premisa de que cualquier momento es ideal para tomar una taza. Según tus gustos y preferencias podés empezar el día con un té suave, y tomar uno más fuerte a la tarde, o helado, que es la última tendencia. La clave es descubrir cuáles son los aromas y sabores que más te gustan, y animarte a probar nuevos blends.

Para abrirte las puertas a este mundo le pedimos consejos al tea master alemán, Bernd Friedrich, que es el creador de los sabores de Tea Connection. Seguí estos pasos para disfrutar de los mejores gustos, y eliminá los saquitos de tu vida.

Aprendé a preparar el té como una experta. Foto: Corbis

Paso para preparar el té por Bernd

  • El primer paso es elegir el blend que más te gusta. Para eso identificá tus sabores preferidos, dulces o amargos, frutales o de especias, y buscalos en los blends. Bernd recomienda que te inicies con los tés de mayor intensidad, que son los negros tradicionales. Después incorporá los frutales, y más tarde los especiados, intentando reconocer los matices de los ingredientes. Idealmente, siguen los semi fermentados, en base a Oolong y el Pu-erh, y luego se incorpora el té verde de Japón y China. Por último, probá el té blanco.
  • Poné a hervir agua fresca que no haya hervido antes. Al hervirse el agua pierde cualidades y altera el sabor de la infusión. Tampoco uses agua mineral, porque también cambia el gusto. Lo más recomendable es el agua filtrada.
  • Enjuagá la taza con agua bien caliente antes de servirlo. Es un modo de prepararla para el té y mantener su temperatura por más tiempo.
  • La medida del té es una cucharadita por taza. Las hebras aumentan de tamaño en contacto con el agua y es importante que tengan lugar en el infusor para expandirse.
  • Cada té mejora su sabor con su temperatura de agua sugerida. Lo ideal es usar un termómetro o una pava eléctrica que regule la temperatura del agua. Si no, a través de la práctica vas a encontrar el punto justo.
  • El tiempo de infusión del té en hebras depende del blend elegido que, en general, viene aclarado en el empaquetado. Para los tés verdes la recomendación es de uno a tres minutos. Para los tés negros de tres a cinco minutos, los tés rojos de dos minutos y medio a tres, el té blanco de uno a tres y las infusiones máximo ocho minutos. Más allá de las sugerencias, como en toda cuestión de sabor, el gusto personal es lo que cuenta primero. Es parte de la experiencia encontrar tu punto preferido.
  • Una vez que está listo, preparate para disfrutar. Lo más recomendable es tomarlo sin nada, aunque la leche está permitida. Para endulzarlo nunca uses azúcar refinada porque le tapa el sabor al blend. Si te gusta dulce le podés agregar miel o azúcar cristalizada. Sentí el aroma, tomá de a sorbos cortos, dejando entrar algo de aire por la boca. Relajate aunque sea por un momento. Intentá distinguir los sabores de cada blend, sus ingredientes y las distintas bases que lo componen. En poco tiempo, no vas a necesitar leer más las etiquetas. Cerrá los ojos y dejate llevar. Esta es por lejos, la mejor parte de todas.

 
Todos estos elementos componen una variedad de té en hebras. Foto: Gentileza Inside Tea Connection
 
 
Más notas de Cocina