Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Tips de Maru

Miércoles 20/03

Te enseñamos a limpiar y comer los champiñones

Nunca prepares los hongos con agua, porque pierden su textura natural; te enseñamos cómo se conservan

 

Los hongos, especialmente los champiñones y hongos secos, son condimentos ideales para que tus comidas sean más ricas y sabrosas. Sirven para hacer risottos, ensaladas, terrinas y acompañar casi todas comidas. Por eso, te damos algunos tips para que aprendas a conservarlos y limpiarlos como una profesional.

Como son muy carnosos, su textura tiene la capacidad de absorber mucha agua, que es eliminada cuando se los cocina. Por eso, todos los buenos libros culinarios dicen que nunca hay que lavarlos con agua, ni enjuagarlos, ni mucho menos sumergirlos porque siempre algo de líquido absorben y, cuando lo sueltan, se ablanda su carne.

Entonces, la forma correcta de manipularlos es conservarlos envueltos en papel manteca o dentro de un recipiente que permita el paso del aire en la parte más baja de la heladera, con las frutas y verduras, porque esto los mantiene sequitos; y retirar cualquier suciedad de tierra, si la hubiere, frotando su carne suavemente con un papel de cocina o bien cepillándolos con el pincel típico de pastelería.

Ahora que aprendiste a cuidarlos, te dejamos algunas recetas riquisímas para que pruebes tus hongos bien limpios:

Mousse de champiñones de París y hongos secos

Risotto con champiñones

Terrina de champiñones y ciboulette

Bruschetta de polenta, hongos y morrones

Especial para los vegetarianos:

Vegetales estilo mediterráneo

 
 
Más notas de Tips de Maru