Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Vida sana

Miércoles 06/03

Para picotear sin engordar: tres ricos tentempiés

Te contamos cuáles son los beneficios de incorporar a los cereales a tu dieta diaria y te damos recetas para que uses como colación entre horas

 
Foto: Gustavo Herrero
Por María Querol

Las frutas secas no suelen ser de consumo masivo; y los cereales quedan divinos en los tarros de la cocina, pero pocas veces llegan a tu plato.

Desde hace varios años, múltiples investigaciones nutricionales le dieron al desayuno el honor de ser la comida fundamental del día: con él arrancamos nuestro motor y si lo hacemos sin suficiente combustible y del bueno, estaremos a media máquina el resto de la jornada. "Los frutos secos tienen gran aporte energético y alta densidad calórica. Contienen hierro, potasio, fósforo, calcio, vitaminas B y fibras. También son antioxidantes y en un alto porcentaje bajan el colesterol y nos protegen el corazón, explica la doctora Verónica Malinovsky, médica especialista en Nutrición. Es por eso que se recomienda la ingesta de cereales y frutos secos en el desayuno (o entre comidas), por su evidente aporte energético.

Los frutos secos pueden ir con leche, dentro de yogures, budines, tortas y postres. Los cereales se pueden comer en forma de panes, galletitas y pastas.

A probar con granola y muslic

Todo plan nutricional recomienda incluir en esta primer comida del día, junto con los lácteos, una generosa ración de granola o muslic, preparaciones que reúnen por sí solas buena parte de los nutrientes esenciales que necesitamos para todo el día. Nacidas ambas a principios del siglo XX, la granola en los Estados Unidos y el muslic, en Suiza, las dos preparaciones se caracterizan por ser la mezcla de avena arrollada con frutas secas, disecadas y naturales. Con los años, ambas preparaciones sumaron ingredientes y hoy la lista incluye otros cereales, coco, distintos tipos de granos y hasta chips de chocolate.

Pero hay una diferencia fundamental que las distingue: mientras que en el muslic los ingredientes se consumen crudos y sin endulzantes; la granola lleva miel y se la cocina al horno o a la sartén, lo que la hace crujiente.

Las recetas

Granola de almendras y coco

 
Cookies de granola
 
Barra de frutas y avena
 

 
 
Más notas de Vida sana