Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Tips de Maru

Domingo 03/03

Usos y secretos de los utensilios

 

Por Cristina Borrás

La humanidad lleva buena parte de su existencia fabricando herramientas que funcionan como una extensión de las manos, para hacer de todo sin lastimarse con nada. Mirá algunas novedades en esos instrumentos que nos siguen salvando a la hora de cocinar.

Pinzas

Probablemente hayan sido de los primeros modelos de utensilio que inventamos, porque el efecto tenaza que se consigue con ellas permite agarrar cualquier cosa: por eso es que existen especiales para fetas de fiambre, pastas, espárragos, ensalada, hielo... Este nuevo diseño, con hoja de acero y un corto dentado en la punta, está especialmente pensado para poder tomar todo tipo de cortes de carne, desde bifes hasta pecetos. Tiene el largo necesario para soportar el peso de cualquier pieza y darla vuelta en un solo movimiento.

Espátulas

Y si las pinzas fueron de las primeras, seguro que ellas fueron las segundas. En la cocina son muy necesarias estas herramientas planas que permiten despegar, raspar, esparcir, levantar y dar vuelta cualquier cosa que se esté preparando. Las últimas versiones vienen en material siliconado que, además de dotarlas de colores, las hacen más resistentes a las altas temperaturas y bien anchas, lo que permite tomar con ellas hamburguesas enteras.

Palas

Hay utensilios que fueron creados para un solo uso, como el escamador de quesos o el batidor. Y si bien este objeto recuerda a uno de ellos, la pala para canelones, no es lo que aparenta. Es una novedad total y fue pensado para los filetes de pescado: su carne suave y frágil suele quebrarse cuando se la despega con una espátula común. Para evitarlo fue creada esta pala con canaletas, de forma ligeramente arqueada, que permite levantarlos sin arrastrarlos.

Paletas

Este diseño más que novedoso seguro fue ideado por un repostero cansado de los sustos que ocasiona su profesión, porque si alguna vez hiciste una torta sabrás de los momentos de incertidumbre que provoca manipular capas de bizcochuelo y hacerlas volar. Esta herramienta asegura el poder de sostener entero un disco de masa, algo imprescindible para retirar las capas de una torta, rellenar y volver a armar. Además sirve para movilizar tartas y bizcochuelos rellenos a sus fuentes de presentación.

Coladores

Objetos calados para tomar ingredientes que necesitan ser escurridos se usaron siempre, pero con el correr del tiempo se fueron mejorando y este modelo es realmente versátil: su trama de metal hecha de finas líneas cercanas entre sí permite filtrar todo sin perder nada. Y, posiblemente inspirándose en los utensillos orientales usados con el wok, no escatima en su ancho, lo que lo hace apto para sacar de una olla cualquier cosa en grandes cantidades, incluso pastas.

Pinceles

En la cocina también se pinta, como los moldes con manteca, las masas con huevo y hasta las carnes con marinadas. Pero como hasta ahora sólo existían los pinceles hechos de cerdas naturales que quedaban pegoteados con los ingredientes y se achicharraban con el calor, bastó que algún genio los hiciera de silicona flexible, antiadherente y resistente a las altas temperaturas, para que todos volviéramos a usar estas verdaderas extensiones de los dedos.

Los más criollos...

El hombre argentino viene con parrilla incorporada y junto con ella trae un cuarteto infaltable de objetos: el tenedor parrillero o de trinche, la pinza para las brasas, el atizador con el que se distribuye el carbón caliente, y la palita con la que se arrastra y retira la ceniza. Por lo general están realizados en hierro o acero y la empuñadura puede ser de madera o bien un tirabuzón del mismo metal.

 
 
Más notas de Tips de Maru