Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Tips de Maru

Sábado 23/02

Cómo hacer un dulce perfecto

Si te gusta la cocina, seguro que te seduce la idea de hacer tus propias mermeladas, pero cuando llega el momento te acobardás pensando que su elaboración es larga y dificultosa. En realidad, sólo hay que saber manejar algunos factores clave.

La Pectina: para que un dulce quede gelatinoso es fundamental esta sustancia, que la fruta contiene en sus tejidos, sobre todo en las semillas, y que al hervir con el azúcar proporciona esa consistencia de goma. La pectina se extrae más fácil cuando la fruta no está del todo madura y, como no todas la poseen en cantidad suficiente, podés incorporarla en polvo.

El ácido: ayuda a la extracción de la pectina y a la gelatinización general; da brillo, mejora el sabor e impide la cristalización. Si la fruta que vas a usar no es muy ácida, agregale limón, pomelo, ácido cítrico o ácido tartárico, siempre antes de cocinarla. Cuatro cucharadas de jugo de limón equivalen a una cucharadita al ras de ácido cítrico.

El Azúcar: contribuye con la conservación y a la gelatinización, y puede ser reemplazada en un 10% por glucosa, que evita el sabor empalagoso, es anticristalizante y abrillantadora.

Fruta: debe estar fresca y no demasiado madura.

Esta fórmula te garantiza el resultado si además:

  • Respetás las proporciones a rajatabla.
  • Hervís a fuego lento las frutas que necesiten ablandamiento antes de añadirles el azúcar.
  • Retirás la espuma cuando la mermelada está lista.
  • No te pasás con la cocción, para que no te quede oscura y pegajosa.
Ya que es época de duraznos, poné en práctica estos tips con una receta: pelá y descarozá 1 kg de duraznos; deshacé la pulpa con un tenedor o licuala; llevala a una olla con 700 g de azúcar y el jugo de ½ limón; y dejá hervir hasta que esté a punto.

Mermeladas caseras, ¡hacelas!

De naranjas

De tomates
De mandarinas
De ciruelas

 
 
Más notas de Tips de Maru