Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Cocina / Recetas

Domingo 17/02
 
Foto: Paula Salischiker

Raviol gigante de cerdo y espinaca con salsa vermonté y yema líquida al aceite de trufa

Por Luciana Conte y Sebastián Raggiante

Ella es argentina, él italiano; se enamoraron trabajando en cocinas de España, en Marbella se ganaron una estrella Michelín, y hoy son dueños de La Moreneta de Montserrat, donde los viernes por la noche dan rienda suelta a su creatividad gourmet.

Ingredientes

Para la masa
200 g de semolín
1 huevo
1 yema de huevo
1 cda. de aceite de oliva
2 g de sal (1/2 cdita.)

Para el relleno
3 echalotes
200 g de bondiola de cerdo
1 cda. de perejil picado
1 manojo de espinaca
1 diente de ajo
20 g de manteca
2 yemas de huevo
aceite de oliva para saltear
sal y pimienta

Para la salsa
100 g de manteca
1 cda. de agua
aceite de trufa
queso parmesano
sal y pimienta blanca y negra

Preparación

  • Mezclá el semolín con la sal y volcá sobre la mesada; hacé un hueco en el centro, incorporá el resto de los ingredientes y tomá la masa del centro hacia los bordes.
  • Formá el bollo, amasá unos minutos y dejá reposar, tapado, media hora.
  • Estirá con la máquina para pasta hasta terminar haciendo dos pasadas por la graduación número dos del rodillo.
  • Cortá tiras de 7 cm de ancho y reservalas cubiertas.
  • Para el relleno, picá los echalotes y rehogalos en un hilo de aceite.
  • Incorporá la carne bien picada.
  • Cuando cambie de color, retirá del fuego, mezclá con el perejil y salpimentá.
  • Dejá enfriar y poné en una manga.
  • Por otro lado, salteá en la manteca caliente la espinaca cruda junto con el ajo picado.
  • Cuando la materia grasa quede completamente reducida, retirá y dejá enfriar.
  • Para el armado final, cortá círculos de masa de 5 cm de diámetro con el cortapasta y hacé un aro con la preparación de carne, dejando un borde libre de masa; en el medio poné una cucharada de la espinaca salteada, hundila un poco en el centro y volcá allí una de las yemas.
  • Mojá el borde libre de masa con agua, cubrí con otro disco, presioná bien para cerrar y cociná en abundante agua hirviendo con sal.
  • Dejá apenas 2 minutos y retirá enseguida, para que la masa no se sobrecocine y la yema quede líquida.
  • Para la salsa, derretí la manteca en una sartén bien caliente, agregá el agua, retirá y mixeá por 1 minuto para que espese.
  • Agregá una pizca de sal, pimienta blanca y negra, y por último un hilo de aceite de trufa.
  • Verté sobre tus ravioles y espolvoreá con escamas de queso parmesano.

 
 
Más recetas de la familia
Todas las recetas