Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Hogar

Viernes 07/12

Centros de mesa y ramos para decorar estas Fiestas

Por Clara Billoch

Las fiestas de fin de año son una gran excusa para alegrar la casa con muchas flores. Es un placer armar, con un poco de imaginación y creatividad, centros de mesa y ramos para decorar. Aquí, cuatro propuestas.

Después de una recorrida por el jardín cortando las flores y el follaje elegidos, se deben dejar en un balde con agua para que se hidraten bien, por lo menos una o dos horas.





Para armar un centro de mesa pueden usarse ensaladeras, cuencos de cerámica o canastitas de mimbre que, forradas con plástico, retienen bien el agua. El oasis o esponja vegetal que se vende en florerías es de gran ayuda. Debe sumergirse también en agua para empaparlo y, una vez colocado en el recipiente, mojarlo nuevamente.


La estructura se armará con una buena base de verdes. Todo sirve: ramitas de los buxus, hojas de hiedra o cualquier arbusto que tenga los brotes ya firmes (no tiernos). Esta base servirá de estructura y también tapará el oasis.





Luego de colocar el follaje se reparten las flores de mayor tamaño (en este caso rosas) en forma pareja. Es importante colocar tanto las flores como las ramitas en todas las direcciones: horizontales, verticales y oblicuas.





Después se rellenan los huecos con flores de menor tamaño; cuanto más variedad de texturas, tamaños y tonalidades haya, mejor será. Las achileas pueden ser rosas, naranjas, amarillas o color crema, son muy lindas y le dan un estilo silvestre.



El toque final se lo dan los frutos de amapola, que pueden ser reemplazados por cualquier otro frutito que haya en tu jardín.







Las hortensias son sencillas pero muy frescas y, al ser tan grandes, sólo hacen falta algunas pocas para dar color y un aire de verano a la mesa. Conviene hidratarlas bien en agua y elegir aquellas que ya están abiertas desde hace algunos días en la planta. Los pimpollos pueden correr el riesgo de achicharrarse. Una buena técnica consiste en ponerlas en remojo en la bañadera con agua fría antes de usar.


Para una mesa navideña puede usarse un velón cuadrado que dure varias horas encendido. Es lo primero que debe colocarse, alrededor de él se acomodan pequeños pedazos de oasis donde se van pinchando el verde, las flores (rosas blancas, alstroemerias o jazmines) y algunos frutitos (aquí de amapolas) pintados de dorado.


Unas cuantas rosas en diferentes tonos que van del fucsia al blanco arman este ramo tipo bouquet redondo, ideal para llevar de regalo a una comida o cumpleaños. Cortarlas a la mañana temprano y colocarlas en un balde con agua fresca. Después de sacarles todas las espinas y hojas, se van colocando una a una formando una esfera. Rosas inglesas, híbridas de té y floribundas, y si se combinan algunas perfumadas ¡mucho mejor!

 
 
Más notas de Hogar