Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Familia

Viernes 16/11

Consejos para evitar que tus hijos se intoxiquen

Cuando los chicos empiezan a caminar, es frecuente que quieran tocar y probar todo lo que esté en su camino: medicamentos, productos de limpieza, cosméticos y otras sustancias son un enorme factor de riesgo si están al alcance de sus manos

 
Foto: Archivo
Por Dr. Luis Agote



Todo producto que no sea un alimento puede ser potencialmente tóxico para un chico. Los medicamentos, productos cosméticos o de limpieza, pintura, óleos, solventes u otras sustancias usadas para actividades artísticas, venenos, fertilizantes y pesticidas deben ser guardados bajo llave o lejos del alcance de los chicos, especialmente a una altura a donde no puedan agarrarlos. Es importante evitar almacenar sustancias tóxicas en envases (frascos o botellas) de alimentos, agua u otras bebidas que generen confusión o incluso atracción en los niños para ingerirlos. En todas las casas existen múltiples sustancias que pueden ser potencialmente tóxicas en caso de ser ingeridas, inhaladas o si toman contacto con la piel o los ojos de los niños. Algunas de ellas son ampliamente conocidas, pero otras mucho menos.

La presencia de chicos en una casa,sobre todo de corta edad, debe encender las "alarmas" de los adultos para la prevención de intoxicaciones, especialmente por ingestión. Los dueños de casa (padres, abuelos, etc.) deben hacer una revisión minuciosa para almacenar todos los productos peligrosos fuera del alcance de los niños. En el jardín de una casa, si el encargado de colocar veneno o pesticidas no vive en el hogar (por ejemplo, el jardinero) puede no prestar la debida atención al hecho de que permanente u ocasionalmente haya chicos. Hay que advertirles entonces que tomen en cuenta esto para prevenir situaciones de riesgo. También en el jardín algunas plantas u hongos pueden ser potencialmente peligrosos si son ingeridos. Por eso, en las casas donde viven niños chiquitos conviene asesorarse sobre la presencia de plantas que pudieran ser venenosas y, sobre todo después de que llueve, es importante extraer del pasto los hongos visibles.

Con respecto a sustancias tóxicas por inhalación, hay que prestar especial atención al monóxido de carbono (CO). Éste es el gas incoloro e inodoro y sumamente tóxico que surge de la combustión incompleta de cualquier combustible que contenga carbono. En las casas, las fuentes de CO más frecuentes son braseros, estufas, calderas o calefones en un ambiente con poca ventilación. Antes de encender estufas para el invierno, conviene revisar que no haya obstrucción en sus salidas de aire. Se debe evitar rotundamente la presencia de calefones en los baños.

Con respecto a intoxicaciones a través de la piel, el alcohol puede atravesar la piel en aquellos casos en que los padres aplican paños con alcohol para bajar la fiebre. En los casos de fiebre, sólo se deben utilizar paños con agua fría.

Por último, es una buena idea tener anotado a mano el teléfono del centro de tratamiento de intoxicaciones más cercano, para poder consultar rápidamente en caso de que surja una situación confirmada o sospechosa de intoxicación. En la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez (4962-6666), el Hospital Pedro de Elizalde (4300-2115) o el Hospital Posadas (4658-7777) brindan atención para intoxicaciones las 24 horas del día.  

 
 
Más notas de Familia