Revista Maru
 Último momento

 

Leer en

Tips de Maru

Lunes 30/01

Elementos improvisados con sobrantes

Un corta pasta con una lata de tomates; un batidor de leche con una ollita y un batidor común; distintas maneras de aprovechar lo que hay en casa si nos falta algún elemento para cocinar; ¿Se te ocurre alguno más?

Foto: Corbis

Corta pasta: Si se te ocurrió hacer galletitas en la casa de una amiga que no tiene cortantes, abrí una salsa de tomates, guardá la salsa en un recipiente en el freezer, quitá ambas tapas de lata, lavala bien y usala como cortante para cookies, tapas de alfajores o pepas.

Batidor de leche: Si te gusta el capuccino con espumita y no tenés un batidor de leche a mano, pero tenés un batidor común y una ollita, poné leche a calentar con un fuego entre mediano y fuerte hasta que rompa el hervor sin desbordarse. Batí rápidamente la leche durante un minuto cuidando de que no se queme y serví rápidamente con mucha espuma.

Campana para torta: Si hiciste una torta que te quedó divina y tenés que transportarla o la decoraste con merengue y debe estar en la heladera sin que nada la roce, necesitás una campana de torta. ¿No tenés? Desmoldala sobre un plato o fuente redonda y usá una ensaladera o bol de vidrio que permita cubrirla sin tocarla y apoyarse sobre la base elegida.

Recipiente medidor: Al final pasa el tiempo y nunca te acordás de comprarlo. Guardá los diferentes tamaños de envases de postrecitos y yogures y calculá la cantidad que mide cada uno en tazas o cucharadas, ya sea de líquido (agua, aceite, etc.) o sólido (harina, azúcar, etc). Anotá con fibra indeleble esta información y tendrás una solución sencilla. También podés optar por un solo envase y marcar allí kas diferentes cantidades, desde la mínima hasta la máxima capacidad.

 
 
Más notas de Tips de Maru